Uso de cookies
Las cookies nos ayudan a desarrollar nuestra web, y al utilizarla, usted acepta el uso de cookies. Más información. Entendido

¿Problemas con Google Quick Scroll?

7 noviembre, 2012
Por

Para “mejorar” la experiencia del usuario que realiza una consulta a través del buscador Google ha empezado a implementar en sus entornos una nueva herramienta, función, extensión o como se quiera llamar, bajo la denominación Quick Scroll (desplazamiento rápido).

Parece ser que apareció por primera vez como una “extensión” del navegador Google Chrome y posteriormente como una herramienta más de la barra google (Google Toolbar), consistente en mostrar una pequeña ventana emergente ofreciendo la posibilidad de desplazarse hasta la ubicación del texto de la consulta realizada. Esta ventana es mostrada, no en la página de búsqueda de Google, sino una vez dentro del sitio buscado, algo que puede confundir además a los profanos en la materia sobre la autoría del “pop-up”.

Pues bien, para quebranto de los desarrolladores de los sitios que se ven afectados por esta nueva función (cualquier sitio que figure en los listados de Google), la dichosa ventana no sólo se ubica donde le place, sobreponiéndose al diseño original sin tener en cuenta la parte cubierta ni la importancia de ésta para el propietario o el autor de la web, sino que adquiere prioridad frente a la web solicitada a la hora de utilizar los recursos de navegadores como Internet Explorer, pudiendo generar incompatibilidades y acarrear desastrosas consecuencias en el funcionamiento del sitio ajeno a Google.

Quick Scroll consiste en realidad en el atajo del atajo de teclado Ctrl+F (no he escrito “el atajo” dos veces por error), comando que busca un texto concreto dentro de una página sin alterar su aspecto ni su funcionamiento, y que permite la búsqueda de diferentes términos, por lo que, al menos yo, no veo el beneficio de la herramienta. Algunos dirán que se puede deshabilitar. Sí, pero sólo en cada ordenador, mientras al desarrollador y al propietario del sitio lo que les preocupa es cómo van a ser vistas las páginas por todo el mundo. Además el usuario está cansado de sugerencias, publicitarias o no. ¿Y por qué tiene que ser la opción por defecto la de introducir cambios sin preguntar? Quien quiera “mejorar su experiencia” tiene infinitas posibilidades de hacerlo a voluntad. ¿Por qué hacer perder tiempo continuamente al usuario cuando además no supone un avance sino una alternativa a lo que ya existía?

Viendo la herramienta en funcionamiento y siguiendo la línea de evolución que desgraciadamente vemos prosperar en este medio de comunicación creciente, uno puede intuir además diversas aplicaciones del recurso en cuestión. De momento ya se ha dado el paso de “mostrar mensajes en dominios ajenos” sin consentimiento, ocultando parcialmente la web solicitada por el usuario. Esperemos que no se avance en este sentido. Y a ti, ¿todavía no te ha dado problemas Google Quick Scroll?

Tags: , , ,